“El fenómeno de la corrupción” por fin deja la Municipalidad, y con millonarias deudas.

“El fenómeno de la corrupción” el imputado intendente saliente de Concepción, Alejandro Urbieta Cáceres, por fin está dejando la Municipalidad, y lo está cerrando con millonarias deudas a la comuna, que administró durante once años, un capítulo amargo y oscuro, sin precedentes en que sometió a los concepcioneros.

0
268
Intendente saliente de Concepción.
Intendente saliente de Concepción.

Los ciudadanos de Concepción consideran a su imputado intendente saliente como “el fenómeno de la corrupción”, por cerrar 11 años de administración con cuatro imputaciones, unas medidas alternativas a la prisión preventiva, y 40 denuncias por presuntos daños patrimoniales, incluida la venta del mejor puerto granelero del Paraguay, que se ha consumado a un “precio de caramelitos” en el año 2017, en complicidad con algunos de sus sequitos concejales municipales.

Foto grupal del intendente y sus seguidores, sacado frente al edificio municipal.

El inquilino saliente de la Municipalidad de Concepción, el imputado Tati Urbieta PLRA, se despide siendo acusado por la Fiscalía por un presunto daño patrimonial de más de G. 1.500 millones, donde habría malversado recursos públicos que adquirió mediante préstamos, royalties y fonacide.

Actualmente aguarda su audiencia de imposición de medidas que será impuesta por el juzgado especializado de Delitos Económicos, Crimen Organizado y Anticorrupción, de la capital del país, audiencia que estaría logrando evadir gracias a su hermano el diputado Luis Urbieta ANR.

“El fenómeno…” tiene el descaro de fanfarronear de su administración, pese a que está dejando una multimillonaria deudas a la Municipalidad, Caja de Jubilaciones, Cuerpo de Bomberos, deudas a proveedores, una rengueada Junta Municipal, y deudas a jornaleros, entre otros.

 “El fenómeno de la corrupción”, recibió más de G. 280.000 millones en todo su periodo ejecutivo, pero no fue capaz de construir ni el 20% de pavimentos dentro de la ciudad, ni logró la construcción de la planta de tratamiento de residuos cloacales, ni mucho menos consiguió ningún resultado para construcción de la anhelada costanera, pese a que contó con el apoyo de los recursos de la Gobernación, que encabezó durante 5 años, su propio hermano, el actual diputado Luis Urbieta.

“El fenómeno de la corrupción” tampoco pudo aclarar a ciudadanía, por qué no resolvió el problema del polémico estadio municipal, y del mercado municipal, la restauración del monumento al indio, entre otras cuestiones muy importante para los concepcioneros.

“El fenómeno de la corrupción” logró multiplicar la fortuna de su familia, dando apertura a 8 sucursales de modernas farmacias en Concepción, Horqueta, Loreto, entre otros distritos, además, ostenta con los recursos adquiridos, la habilitación de varias distribuidoras de mercancías, en Concepción, San Pedro, y parte del Chaco paraguayo.

“El fenómeno de la corrupción” es uno de los miembros del clan Urbieta, que, según los datos del Ministerio de Industria y Comercio, y la Subsecretaría de Estado y Tributación, se ha multiplicado considerablemente los recursos económicos y financieros que manejan en sus empresas, entre ellas se observan la adquisición de varias estancias de ganadería vacuna y otros movimientos de caudalosos recursos.

«Paraguay sigue formando parte de la lista negra de los países más corruptos del mundo , y más impune de Sudamérica».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here