El Clan Urbieta «destituirá» a la Jueza Honorina Acosta.

Al puro estilo de una "Sociedad Feudal", en Concepción, el clan Urbieta sigue presionando a Jueces y Fiscales, para blanquear las causas por denuncias de corrupción, y derribar a quienes se oponen y actúan en contra. El intendente Alejandro Urbieta, denunció ante el Jurado de Enjuiciamiento del Magistrado, (JEM), a la Jueza Honorina Acosta, por ordenar su arresto domiciliario en octubre del año 2018. El Jurado sentenciará mañana a la magistrada.

0
850
Intendente de Concepción, los miembros del JEM, y la Jueza Honorina Acosta.
Intendente de Concepción, los miembros del JEM, y la Jueza Honorina Acosta.

La jueza Honorina Acosta, dictó arresto domiciliario contra Urbieta, el 29 de octubre del 2018, por peligro de obstrucción a la investigación, en una causa denunciada por apropiación y lesión de confianza, donde fueron víctimas los beneficiarios de la caja de jubilaciones de la Municipalidad de Concepción.

El imputado intendente de Concepción, presentó su denuncia contra la magistrada ante el JEM, tras apelar la orden del arresto domiciliario, y recibir la orden de nulidad del Tribunal de Alzada.

El JEM, está presidido por el Senador, Fernando Silva Facetti,(llanista, quien sería amigo íntimo del intendente de Concepción, y del mismo equipo político de Urbieta).

Los integrantes del JEM, tratarán la denuncia presentada por el intendente de Concepción y dictarán sentencia mañana martes 23 de febrero. Si el Jurado decide enjuiciar y condenar a la magistrada concepcionera, sería el primer caso que dejará como víctima a una integrante del juzgado, a causa de la presión o«preción», económica y política que está ejerciendo el clan Urbieta sobre la sociedad concepcionera.

Los demás integrantes están conformados por el vicepresidente, abogado Jorge Bogarín, la Abog. Mónica Seifart, Dr Manuel Dejesús Ramírez Candia, Senador Enrique F. Bacchetta, Mtra. CSJ Dra Gladys Bareiro de Módica, Diputado Eusebio Alvarenga Martínez, y el Diputado Hernán Rivas.

Silva Facetti, fue denunciado ante la Fiscalía de Delitos Económicos y Anticorrupción, por supuesta lesión de confianza y daño patrimonial por un valor que ronda los 80.000 millones de guaraníes, que presuntamente cometió cuando estuvo como presidente del Instituto de Previsión Social.

Alejandro Urbieta lleva consigo más de 45 denuncias por supuestos hechos de corrupción, pero todas las carpetas fiscales están cajoneadas, y el Ministerio Público aún no emitió ninguna imputación para esclarecer las causas, pese a que existen documentos muy contundentes.

Algunos fiscales de Concepción, argumentaron que son presionados por la claque política, y temen ser denunciados ante el JEM, razón por la cual derivan las denuncias contra los Urbieta, a las unidades de la capital del país, donde quedan congeladas, aguardando su extinción.

«Paraguay sigue formando parte de la lista negra de los países más corruptos del mundo, y más impune de Sudamérica».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here