CGR prepara terreno para blanquear al clan Urbieta.

La Contraloría General de la República nuevamente está preparando terreno para blanquear la millonaria sobrefacturación de las obras del teatro municipal. La remodelación del local autorizó y ejecutó el intendente Alejandro Urbieta en el año 2018, y costó casi G. 7.000 millones, donde las butacas fueron compradas a más de G. 3.400.000 cada una.

0
416
Sillas del auditorio del Teatro municipal
Sillas del auditorio del Teatro municipal

Mediante un convenio entre la Unidad de Delitos Económicos y anticorrupción (UDEA) del Ministerio Público, y la Contraloría General de la República (CGR), ésta, envió un equipo de auditores para verificar solamente los documentos, desde el llamado a licitación hasta la culminación de la obra, no así el cumplimiento de las especificaciones técnicas, procedimiento de rigor donde se evidenciará los millonarios pagos mediante cómputos métricos no existentes.

Según fuentes cercanas, lo auditores informaron que no son técnicos, y que fueron enviados solamente para auditar los documentos, y no para verificar las obras. Es un pedido exclusivo de la UDEA, donde solamente deberán corroborar la veracidad de los documentos que fueron utilizados en la ejecución del proyecto, en donde normalmente no se evidencian hechos punibles, y son consideradas como faltas administrativas, figura insuficiente para determinar una lesión de confianza por el Ministerio Público, argumentaron.

A un año de las primeras denuncias penales presentadas por varios ciudadanos ante la UDEA, por los presuntos usos irregulares en los recursos públicos, utilizados en la mencionada obra, aún no se tiene un claro panorama, de quienes son los responsables de los presuntos daños patrimoniales.

Una de las observaciones que realizaron los técnicos miembros de la sociedad civil, fue la baja calidad de los materiales que fueron utilizados en la obra y la falta del cumplimiento de las especificaciones técnicas, infringiendo lo estipulado en la adjudicación y el contrato.

Por otra parte se observa el pago por más del 300% del valor del mercado nacional por las 490 butacas que fueron adquiridas para el mencionado lugar, además, la aparente sobrefacturación en la adquisición del tanque de agua, cámaras video vigilancia entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here